cuidado_piel_bebé_farmacia

Bebés: cómo cuidar su piel

Todos sabemos que la piel de los bebés es más sensible, por lo que sus cuidados deben ser más específicos. Por ejemplo, su dermis es un 40 o 60% más fina que la de un adulto, por lo que es más permeable a sustancias que pueden ser tóxicas. Esto hace fundamental la utilización de productos específicos para los pequeños. En Farmacia Restoy os contamos todo lo que debéis saber para que la piel de tu bebé esté en perfecto estado.

Características de la piel de los bebés

Uno de los aspectos que más de deben tener en cuenta es que la dermis de los pequeños pierde calor y agua con mayor facilidad, principalmente en recién nacidos y bebés prematuros. A esta edad aún no han desarrollado todos los mecanismos defensivos, ya que su sistema inmunitario aún no ha madurado lo suficiente, y sus glándulas sebáceas son escasas.

Todas estas características hacen que aparezcan enfermedades en su piel más fácilmente. Por ello, tanto en invierno como en verano hay que proteger de manera eficaz su piel. Desde Farmacia Restoy os damos las claves.

Consejos de Farmacia Restoy para cuidar la piel del bebé

A la hora de elegir un pañal para el pequeño, hay que poner atención en su uso y características. Algunos toleran perfectamente los que se emplean normalmente, pero otros pueden desarrollar alergias e irritaciones con el contacto de alguno de los productos químicos con los que estos cuentan. En esos casos os recomendamos emplear pañales que sean desechables de fibras orgánicas, o que se puedan lavar.

Es fundamental también que estos sean de su talla, al igual que no usar ropa demasiado ajustada en esta zona, para que no le roce demasiado el pañal. Cuando te des cuenta de que ha hecho caca o pipí hay que cambiarlo de inmediato.

El baño les resulta algo muy relajante cuando los bebés se acostumbran a él. No es obligatorio bañarlos cada día, aunque debido a las heces o al sudor, es una manera ideal de mantenerlos completamente limpios evitando irritaciones.

La temperatura debe adecuarse a la de su cuerpo, es decir, ni fría ni caliente. Para comprobarlo con seguridad puedes comprobarlo con el codo o la parte interna de la muñeca, aunque algo infalible es el empleo de un termómetro.

Cuando el bebé es recién nacido, es recomendable que el baño no supere los cinco minutos, para que la piel no se reseque, o se enfríe. Se pueden lavar solamente con agua, aunque también puedes usar un poco de jabón que sea hipoalergénico para bebés, incidiendo principalmente en los pliegues de las piernas, ya que son las zonas más expuestas a los restos del pañal. También en la zona de los pies y de las manos. Para ello puedes usar esponjas específicas o un paño de algodón suave.

Para el secado, desde Farmacia Restoy te recomendamos usar toallas que sean de algodón, que no esté lavada con detergentes abrasivos ni suavizantes. Debemos hacerlo suavemente, sin frotar. Los aceites y cremas siempre deben ser naturales, y que estén elaborados específicamente para pequeños.

Salir a pasear es algo que se debería hacer a diario, si los pequeños no presentan ningún problema, para que les del aire, pero siempre cuidando su exposición a agentes externos que pueden resultar agresivos como el sol, el viento o el frío. La luz solar es buena para su organismo, ya que le aporta vitamina D, pero los rayos no se deben recibir de manera directa, especialmente durante el verano.

Si tenéis alguna duda o pregunta, en Farmacia Restoy estaremos encantados de ayudaros en todo lo que necesitéis. Podéis visitarnos en la farmacia (Calle Restoy, 18, de Almería), llamarnos al 950 257 934, o escribirnos a cualquiera de nuestras redes sociales: Facebook y Google Plus.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *